Saltar al contenido

Tus emociones y tu historia: exprésate escribiendo

Susana-Guilló-13

He sido adolescente y durante esos años recuerdo cómo perdí Mi voz, que no es lo mismo que perder la voz. No tenía ningún problema en mis cuerdas vocales, el problema estaba mucho más adentro y por eso dejé de comunicar lo que quería y necesitaba. 

Sentía que no tenía nada que decir, que no aportaba con mi opinión ni comentarios, que nadie me quería escuchar, que daba igual lo que yo pensaba, que mis necesidades no eran importantes, que los demás tenían cosas más interesantes que contar, que mi entorno sabía más que yo, que eran más listos, que no entendía qué me pasaba y no podía explicarlo…

¿Te sientes igual?

Susana-Guilló- adolescente3
Susana-Guilló- adolescente4

¿Te sientes reflejado en algo? ¿Sientes que estás perdido en un gran nudo emocional que no sabes cómo deshacer y nadie te entiende? ¿Quieres saber qué me ayudó a mí? 

La escritura, escribir lo que sentía, lo que me quemaba dentro, vaciar todas las emociones que no sabía ordenar desde euforia máxima hasta la más profunda tristeza pasando por el enfado, ira, decepción, frustración… todo eso que no sabía expresar verbalmente o no quería compartir con nadie lo plasmaba en el papel. En cualquier lugar y en cualquier momento: en la agenda escolar, en un diario, en las esquinas de mis apuntes, en una servilleta de un bar… Estábamos a solas ese papel y yo. Ahí podía volcar todo lo que me removía sin miedo a ser juzgada y sin miedo a hacer daño a nadie. Ahí no tenía que ser políticamente correcta. Podía anotar todo lo que pasaba por mi cabeza y sentía en mi cuerpo. Ahí nadie juzgaba mi rabia, ni mis miedos, ni mis complejos, ni los insultos que a veces salían desde la propia impotencia o rabia… llegó a ser una vía de escape.

Susana-Guilló-10
Susana-Guilló- adolescente6

 

La escritura no es una terapia pero el proceso y el resultado son terapéuticos.

En esta caja llena de diarios, libretas y carpetas con montones de folios hay recuerdos que me han ayudado a sanar y darle a mi historia el reconocimiento que se merece. Hay momentos desde mi adolescencia cuando las emociones eran complicadas de compartir.

Te propongo una semana de encuentros online grupales con otros adolescentes que se sienten como tú. Espacio seguro en el que yo te voy a guiar y tú no tienes que compartir nada que no quieras.

Entre más personas vas a estar solo con tu papel para sacar todo eso que sientes y no te atreves a compartir. Conocerás los beneficios de escribir y las diferentes técnicas para hacer de la escritura un hábito.

Semana del 15 al 19 de julio

Cinco días para mirarte dentro a través de la escritura

Encuentros diarios de 10 a 12h (hora península)

Vía online. Encuentro grupal para trabajo individual

Espacio seguro

La sesión no se graba y no tendrás que compartir nada que no quieras

Semana del 15 al 19
de julio

Encuentros diarios de 10 a 12h (hora península)

Espacio seguro

Cinco días para mirarte dentro a través de la escritura

Vía online. Encuentro grupal pero trabajo individual

La sesión no se graba y no tendrás que compartir nada que no quieras